Una vez finalizada la traducción, los textos en cualquier idioma son adaptados por nuestros expertos al diseño del documento de origen...

¡Si necesita un intérprete, disponemos de la mejor oferta para usted!

Disponemos de las certificaciones ISO 9001 y ISO 17100 y le ofrecemos traducciones de elevada calidad...

Desde la traducción de textos para aplicaciones audiovisuales, pasando por el desarrollo de la sonorización...

  • En una base de datos de memoria de traducción se encuentran almacenadas las unidades de contenido traducidas en forma de pares de segmentos en el idioma de origen y de destino, es decir, no se trata de palabras independientes, sino de grupos de palabras relacionadas entre sí. Cuando hay una nueva traducción, estos contenidos son revisados automáticamente para detectar la existencia de coincidencias totales o parciales en las unidades de contenido y, en caso de haberlas, se proponen al traductor como referencia. La reutilización de estos segmentos memorizados facilita el trabajo del traductor. Por este motivo, la cantidad y precisión de las coincidencias de la memoria de traducción tienen un efecto directo en el coste de una traducción.
  • Una base de datos terminológica contiene únicamente términos individuales, tanto en el idioma de origen como en el de destino. Se encuentra ligada también como diccionario al sistema de memoria de traducción, pero solo ofrece al traductor la propuesta de traducción de los términos que se encuentran en el segmento a traducir. El traductor tiene que comprobar si el término en cuestión se adecua al contexto, en caso necesario conjugarlo o adaptarlo como corresponda y traducir el texto restante. Por este motivo, las coincidencias de una base de datos terminológica no se tienen en cuenta en el análisis del volumen de la traducción. Solo afectan a los costes indirectamente, pero tienen un efecto directo en la calidad. La consistencia de la traducción aumenta y no se requieren tantas correcciones ni retoques.