Una vez finalizada la traducción, los textos en cualquier idioma son adaptados por nuestros expertos al diseño del documento de origen...

¡Si necesita un intérprete, disponemos de la mejor oferta para usted!

Disponemos de las certificaciones ISO 9001 y ISO 17100 y le ofrecemos traducciones de elevada calidad...

Desde la traducción de textos para aplicaciones audiovisuales, pasando por el desarrollo de la sonorización...

Si se traduce un texto de un idioma a otro, con el cambio de idioma cambia también la extensión del texto, ya sea en mayor o menor medida. El texto de la traducción puede ser más largo, más corto y los caracteres pueden ser más altos o más anchos que en el texto de origen. Este nuevo espacio que ocupa el texto traducido influye naturalmente en el diseño de la página.

Normalmente, el texto traducido es más largo, especialmente en lenguas con grafía latina y cirílica. Este hecho tiene que ver con que la traducción siempre lleva implícito un elemento de interpretación. Por otro lado, las lenguas de Asia oriental son más compactas, por lo que el texto es más corto. No obstante, presentan la peculiaridad de los caracteres de doble byte, por lo que los caracteres ocupan el doble de espacio que las letras latinas. También la altura de los caracteres es mayor en algunas lenguas asiáticas o árabes, si se comparan con la grafía latina. El árabe y el hebreo, a su vez, requieren el cambio de dirección del texto.

>>Pulse aquí para conocer más razones por las que encomendarnos la maquetación:

Especialmente en textos de interfaz de usuarios se da la problemática de la longitud del texto ya que en la mayoría de los casos solo está permitido un número limitado de caracteres. Por ejemplo, un "OK" en inglés se convierte en un "Aceptar" en español y el término debe caber en la misma superficie.

Asimismo, en los textos descriptivos hay que tener en cuenta que, tras la traducción, el texto con volumen aumentado debe caber o debe poder adaptarse al espacio predeterminado para el texto. Esto es necesario tanto para formatos clásicos de autoedición con campos de texto, como para editores de páginas web. En los primeros, deben eliminarse los excesos de longitud para que se pueda visualizar todo el texto, mientras que en los últimos el texto traducido posiblemente no pueda visualizarse sin tener que desplazar la barra o si los elementos no se encuentran correctamente alineados.

Otra particularidad del trabajo de maquetación son los sustantivos compuestos característicos de algunos idiomas, como el alemán, el finés y el neerlandés. Cuando el maquetador se encuentra con que la traducción de "user interface management system" al alemán es "Anwenderschnittstellenverwaltung", el reto está servido. Especialmente si dispone solo de una anchura limitada para insertar el texto. El texto en inglés puede distribuirse fácilmente en varias líneas, pero el alemán debe dividirse en sílabas, para lo cual es necesario atenerse a determinadas reglas lingüísticas.